La Bolsa de Barcelona prevé que el IPC experimentará una paulatina recuperación en 2010 por el aumento de los precios energéticos, pero se mantendrá en niveles bajos debido a la débil evolución de la economía española. Según sus cálculos, se incrementará entre un 0,5 y un 1%, recoge en sus previsiones para el próximo año.