El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, expresó hoy su rechazo a las inyecciones de capital público en entidades financieras "de forma indiscriminada" por considerar que ayudar a sobrevivir a entidades débiles o poco viables debilita el conjunto del sistema financiero y lastra la recuperación de la economía real. En su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, Martín sostuvo que "deberían evitarse" iniciativas adoptadas por distintos Estados europeos, que han entrado en el capital de las entidades amparándose en argumentos falsos que escondían pérdidas de los bancos por asunción de activos tóxicos, que no han infectado a los bancos españoles.