Las actas del Banco Central Europeo (BCE) conocidas este jueves fueron acogidas por el mercado con gran optimismo. Banco Sabadell se anotó un alza del 2,11%, Bankia del 1,96%, BBVA un 1,57%, Caixabank un 1,02%, Banco Santander un 0,99%, Liberbank un 0,77% y Bankinter un 0,76%.

El BCE está estudiando implementar medidas adicionales para la banca con la idea de escalonar la tasa de depósito, algo que aliviaría el impacto de los tipos negativos en la cuenta de resultados del sector. La primera subida de los tipos de interés se producirá en la tasa de depósitos, que ahora se sitúa en el -0,4% y por ello el BCE cobra a los bancos por el exceso de liquidez.

El banco central que preside Mario Draghi consideró en su reunión de principios de marzo que "ni la zona euro ni la economía global están en recesión y la probabilidad de una recesión sigue siendo relativamente baja". El informe revela que algunos miembros del Consejo de Gobierno preferían posponer la subida de los tipos de interés hasta finales del primer trimestre de 2020 en vez de hasta diciembre de 2019 para proporcionar una expansión monetaria "adicional" y porque estaría más en línea con las expectativas del mercado.

La banca mediana se aferra a un cambio en la tasa de depósito para salir de su agonía en bolsa

Según los registros públicos que maneja el mercado esta tasa de depósito negativa aplicada por el BCE le ha costado a la banca unos 19.000 millones de euros. Los expertos consideran que escalonar la tasa de depósito beneficia más a la banca alemana, francesa y nórdica que cuentan con un mayor volumen de ahorro en su balance, mientras que al sector financiero español e italiano le beneficia en mayor medida el nuevo programa de liquidez conocido como TLTRO III que comenzará en septiembre.

Las operaciones de crédito del Eurosistema seguirán realizándose mediante procedimientos de subasta a tipo de interés fijo de forma trimestral cada una de ellas con un vencimiento de dos años durante el tiempo que sea necesario, y al menos hasta el final del período de mantenimiento de reservas que comenzará en marzo de 2021, según recoge el comunicado del organismo monetario. Este programa de liquidez está ligado a la concesión de créditos por parte de los bancos.

“A día de hoy, que los bancos centrales vuelvan a implementar medidas que se querían empezar a retirar son malas noticias y son un reflejo de que la economía no puede tirar por sí sola”, explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión.

La banca pequeña sería la gran beneficiada

Según calculó Goldman Sachs en abril de 2018 las entidades que ganarán más con una futura de subida de tipos de interés por parte del BCE son Abanca, Kutxabank, Ibercaja, Unicaja, Liberbank y Bankinter. Precisamente aquellos bancos españoles más pequeños por tamaño.

En el caso de que el BCE dejase los tipos al 0,5%, Goldman Sachs apunta que el beneficio neto potencial de Abanca y Kutxabank aumentaría un 13% anual, Ibercaja y Unicaja aumentarían sus ganancias un 11%, y hasta un 10% en el caso de Liberbank, Bankinter y Caixabank. A Banco Santander le impactaría positivamente un 10%, Bankia y Cajamar un 8% y a Banco Sabadell y BBVA un 7%.

Pese a este cambio del BCE, si se observa la evolución del sector financiero en las bolsas sigue siendo uno de los más castigados. Los inversores están castigando más a los bancos domésticos, con exposición al posible impacto del caso del IRPH, el Índice de Referencia de Préstamos hipotecarios, que juzga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

 

Análisis técnico de la banca mediana y pequeña de la bolsa española.

 

Sólo el IRPH podría costarle a la banca 44.000 millones de euros, según Goldman Sachs. Los analistas del banco estadounidense creen que podría afectar de especial forma a Caixabank, Kutxabank, Sabadell y Bankia.

Las principales entidades españolas mantienen más de 4.800 millones de euros reservados para litigios, en casos como el propio IRPH, las hipotecas multidivisas, ‘el caso Villarejo’ del BBVA o los últimos coletazos de Banco Popular.

El análisis fundamental acompaña, pero el momento técnico no

En indicadores técnicos de Estrategias de Inversión, la banca mediana cuenta con notas de suspenso. Bankinter cotiza con fase de rebote y nota de tres, Liberbank y Bankia un uno y ciclo bursátil bajista, lo mismo que Sabadell que cuenta con un 1,5 puntos. El peor momento técnico lo tiene Unicaja, a nivel de volumen destaca Bankinter y por volatilidad sobresalen Sabadell y Unicaja.

A nivel fundamental y con vistas a invertir a medio y largo plazo, Unicaja cuenta con un potencial alcista del 45%, Liberbank un 40,5%, Banco Sabadell un 33%, Bankia un 21,5% y Bankinter un 12%, según el consenso de los analistas de Reuters. Los analistas recomiendan comprar las acciones de Unicaja y Liberbank, mientras que el resto de banco medianos cuentan con consejos de mantener.

Su valoración también es muy atractiva, salvo Bankinter todos cotizan por debajo de su precio por valor en libros, mientras que por PER (ratio precio-beneficio) salvo Sabadell todos cotizan por debajo de las 15 veces. Unicaja tiene un PER de 8 veces, Liberbank de 10,6 veces, Bankia de 10,7 veces y Bankinter de 12 veces.