La Bolsa de Londres inicia la jornada con el lastre del sector financiero. Las acciones de Royal Bank of Scotland bajan un 4,5%, las de Llloyds un 3,8%, las de Barclays un 3,6% y las de HSBC, un día después de avanzar sus resultados, un 1,2%. Los analistas de Credit Suisse han rebajado su recomendación sobre el conjunto de la banca británica, desde 'neutral' hasta 'infraponderar', después del rally de los dos últimos meses, y ante posibles rebrotes de carencias de capital.