La compañía aérea Swiss registró un beneficio operacional de 146 millones de francos (100 millones de euros) en 2009, lo que representó un 69% menos del registrado el año anterior, confirmó hoy la entidad comercial. El volumen de negocio retrocedió el 17% en un año y totalizó los 4.360 millones de francos (unos 2.980 millones de euros), con un ligera mejora en el cuarto trimestre del año pasado, periodo en el que esa disminución se limitó al 11%. Pese a estos resultados a la baja, Swiss aportó más del 70% del resultado de explotación de su casa matriz, Lufthansa, según indicó.