La actividad de las constructoras españolas en el exterior ya representa el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional, según datos facilitados hoy por la patronal de grandes constructoras Seopan. La facturación de la construcción en el exterior sumó 5.046 millones de euros en 2006, importe que supera en un 40% el del pasado ejercicio. Los negocios en la UE generaron el 56% del total de esta facturación.