El vicepresidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Donald Kohn, propuso el miércoles una acción moderada en el tratamiento del problema de la inflación en Estados Unidos, y relativizó el impacto potencial de la escalada del petróleo sobre el alza de precios. 'Tal vez sería eficaz permitir un período de ajuste en el curso del cual la inflación general excediera su nivel deseado y la tasa de desempleo fuera superior a su nivel sostenible a largo plazo', declaró en la conferencia anual de la Fed de Boston (Massachusetts, noreste). Kohn estimó que 'en la historia reciente, una fuerte alza de los precios del petróleo no parece haber tenido sino modestos efectos sobre la inflación futura'.