El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha indicado este martes que el descenso de los precios de la vivienda del Reino Unido podrían reducir los créditos al consumo y el ahorro, lo que podría contribuir a una drástica desaceleración del crecimiento del gasto de los consumidores. King ha apuntado a que el endurecimiento de las condiciones para los nuevos préstamos podrían provocar una caída del ratio precio vivienda/resultados en los próximos años, y ha destacado que en el primer trimestre los principales prestamistas han informado de caídas en los precios de la vivienda.