Es hora de tomar ganancias en Saks, dice JPMorgan, que recorta su recomendación para la acción de "sobreponderación" a "neutral". Las preocupaciones sobre la liquidez, los inflados inventarios y la debilidad de los ingresos de hace 5 a 6 meses, han disminuido en gran parte, dice la firma, y eso se refleja en la acción. La reciente venta de acciones por parte del presidente ejecutivo, Steve Sadove, y una oferta de acciones por 100 millones de dólares no son reconfortantes, ya que sugieren que incluso la gerencia de SKS cree que la subida de la acción está perdiendo impulso. La firma dice que la gerencia está encaminada a ser rentable, pero destaca que aún no es evidente una recuperación en el segmento del consumo de lujo, y que las ventas en las tiendas comparables de SKS aún se están desacelerando sobre una base de dos años. Tras caer un 4,9% ayer, las acciones bajaban un 2,5% a 6,65 dólares.