El gigante farmacéutico Johnson & Johnson anunció hoy un plan de reestructuración que incluye una reducción de su plantilla de hasta el 4% a nivel global y unas cargas antes de impuestos que ascenderán a 550-750 millones de dólares en el segundo semestre de 2007. Excluyendo estos cargos, Johnson espera cumplir con su objetivo de beneficio para 2007. La compañía dijo que los objetivos principales de su plan de reestructuración son el negocio farmacéutico, que tendrá que hacer frente a varias expiraciones de patentes importantes en los próximos años, y Cordis, su división de desarrollo y fabricación de tecnología para intervenciones vasculares.