J.M Smucker registró una ganancia de 140 millones de dólares en el segundo trimestre del año, casi el triple de los 51,5 millones obtenidos en el mismo período del año anterior. La compañía atribuyó estas cifras a la incorporación de la marca café Folgers al tiempo que los menores precios de los bienes básicos impulsaron los márgenes en el resto de operaciones. Las acciones en circulación de la empresa se duplicaron en el período gracias a una emisión de acciones.