Jazztel espera alcanzar un beneficio neto de hasta 5 millones de euros en 2010, frente a las pérdidas netas de 101,7 millones de euros registradas en 2007, al tiempo que logrará un resultado bruto de explotación (Ebitda) de entre 70 y 85 millones y unos ingresos de entre 560 y 600 millones. En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre el nuevo plan de negocio 2008-2010, la compañía presidida por Leopoldo Fernández Pujals dijo que invertirá entre 55 y 60 millones en 2010, lo que supone multiplicar por 1,8 las realizadas en 2007.