El ministro de Finanzas japonés, Kaoru Yosano, confía en que la decisión de la Reserva Federal (FED) de EEUU de inyectar 1,5 billones de dólares ayude a estabilizar los mercados, según la agencia nipona Kyodo. El anuncio de la Reserva Federal estadounidense sobre la adquisición tanto de bonos del Tesoro de largo plazo como de más títulos hipotecarios y de deuda se produjo este miércoles, después de conocerse la última decisión del Banco de Japón (BOJ). El BOJ anunció ayer que aumentará la cuantía mensual que podría adquirir de bonos del Gobierno a largo plazo hasta los 1,8 billones de yenes (18.225 millones de dólares) para impulsar la liquidez en los mercados y afrontar la recesión económica que sufre Japón.