El Gobierno japonés planea desvelar el próximo viernes un nuevo paquete de estímulo económico valorado en más del dos por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), según dijo el ministro de Finanzas, duplicando el gasto en un momento en el que el país se enfrenta a la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. El nuevo paquete sumaría unos 100.000 millones de dólares (unos 74.000 millones de euros) a los gastos ya planeados dentro las medidas de estímulo anunciadas previamente, elevando el total a alrededor del cuatro por ciento del PIB.