El Itaú, segundo mayor banco privado de Brasil después del Bradesco, informó hoy de que cerró el primer semestre de 2007 con un beneficio líquido de 4.016 millones de reales (unos 2.113,7 millones de dólares), el mayor lucro ya alcanzado por un banco privado brasileño en los últimos veinte años. Un día después de que el Bradesco anunciara un lucro semestral de 4.007 millones de reales (unos 2.108,9 millones de dólares), en un 27,9% superior al de los primeros seis meses de 2006 y el mayor en su historia para el período, el Itaú divulgó ganancias aún mayores. Según los cálculos de la consultora Economática, el beneficio líquido de Itaú en el primer semestre es el mayor ya obtenido por un banco privado brasileño en los últimos veinte años y tan sólo es inferior al que obtuvo el estatal Banco de Brasil en el primer semestre del año pasado (4.032 millones de reales en valores actualizados o 2.122,1 millones de dólares al cambio actual).