Las autoridad reguladora de la competencia en Italia ha decidio autorizar la compra del operador bursátil italiano, Borsa Italiana, por su homóloga londinense London Stock Exchange (LSE) por unos 1.630 millones de euros, afirmando que la transacción no vulnera la libre competencia del sector. Además, el regulador italiano destaca que la Bolsa de Londres ha garantizado que no encarecerá las comisiones de negociación tras llevarse a cabo la migración de los servicios de la Bolsa de Milán a la plataforma TradeElect de LSE. Además, las autoridades señalan que ambas partes indicaron que los costes de negociación para los inversores y empresas pueden verse abaratados por la mayor eficiencia en la gestión. La operación entre las dos bolsas europeas se enmarca en la estrategia de consolidación de los diferentes gestores bursátiles a nivel mundial.