El Tesoro Italiano ha colocado 8.500 millones de euros en letras a doce meses y 3.500 millones en papel a cuatro meses. La rentabilidad cae hasta niveles del 2.23%, el más bajo desde junio de 2011.
Los 8.500 millones en letras a 12 meses han sido adjudicados a una rentabilidad media del 2,23%, muy por debajo del 2,735% del pasado mes de enero. Este porcentaje es además el más bajo de los contabilizados en más de un año, desde enero de 2011. La nota menos positiva es la notable bajada en la demanda, como consecuencia también de la magnitud de la emisión. Las peticiones han superado la oferta solo 1,09 veces, frente a las 1,47 veces de la anterior subasta.

Italia ha completado su emisión con la adjudicación de otros 3.500 millones de euros en letras a 127 días. La demanda en la letra a un año ha sido muy moderada, apenas 1.09 veces la colocación (en la anterior fue de 1.47 veces)

Mañana retornará al mercado con un objetivo de colocación de 6.000 millones de euros en referencias a 2, 3 y 5 años.