La actividad en el sector de los servicios de Estados Unidos mejoró en agosto, pero aún así presentó una contracción, según cifras publicadas el jueves por el Instituto de Gestión de Suministros, o ISM.
Sin embargo, los precios registraron el mayor aumento mensual en la historia del índice como resultado de los costos crecientes de la energía.

El ISM informó el jueves que su índice compuesto de actividad en el sector no manufacturero -conformado en su mayoría por compañías relacionadas con los servicios- se situó en agosto en 48,4, respecto a la lectura de 46,4 de julio.

Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, una lectura de 48,0 para el índice general de agosto.

Las lecturas inferiores a 50 indican una contracción en la actividad.

"Los comentarios de aquellos que respondieron a la encuesta fueron divergentes sobre las condiciones empresariales y la economía en general; sin embargo, se observan cada vez más opiniones que indican que hay señales de mejoría en el futuro", dijo Anthony Nieves, quien está a cargo de supervisar la encuesta para el ISM.

El índice de actividad/producción empresarial, por su parte, ascendió 5,2 puntos a 51,3 el mes pasado, frente a la lectura de 46,1 en julio.

El informe del ISM abarca principalmente compañías del sector de los servicios, las cuales son responsable de la mayoría de la actividad económica en Estados Unidos, y se publicó un día después del informe sobre el sector manufacturero del ISM, el cual mostró una expansión en el sector fabril, encabezada en gran medida por una pronunciado incremento en los nuevos pedidos.

Las cifras del jueves en el sector no manufacturero refuerzan la idea de que la economía de Estados Unidos marcha hacia una recuperación, pero que siguen existiendo obstáculos, especialmente en el frente laboral.

El índice de empleos mejoró, al situarse en 43,5 en relación a los 41,5 en julio.

Los inventarios, que se espera que contribuyan al crecimiento económico en el tercer trimestre, mostraron una disminución en sus existencias a una tasa más rápida. El índice de inventarios bajó a 43,0 desde los 47,0 en julio.

Las presiones sobre los precios aumentaron. El índice de precios de agosto ascendió a 63,1 el mes pasado desde los 41,3 en julio. El incremento de 21,8 puntos fue el mayor registrado en la historia del índice, señaló el ISM. Nieves dijo que la lectura se debió al precio del petróleo, que registró un fuerte aumento durante el verano.