Un grupo de inversores catalanes estudia la creación de una compañía aérea de bajo coste para vuelos intercontinentales, un proyecto que todavía está en su fase inicial, según explicó hoy el presidente de Spanair, Ferran Soriano.