Intel, el mayor fabricante de chips mundial dijo que la multa de 1.060 millones de euros impuesta por la Comisión Europea no iba a frenar las inversiones ni a afectar a sus dividendos. "Todavía hay mucho 'cash flow' de operaciones para invertir en nuestro negocio, pagar la multa y pagar los dividendos", dijo el miércoles el director financiero Stacy Smith en una reunión de analistas en Londres. "Como dijimos (...) no estamos considerando la opción de recortar dividendos", añadió. Smith dijo que la crisis actual seguía la pauta de otras crisis, y que Intel había reaccionado con rapidez ante la caída de las ventas en el cuarto trimestre con recortes de volumen e inventario. "Redujimos mucho la carga de nuestras fábricas, por debajo del 40 por ciento", afirmó Smith. "En un trimestre podríamos recuperarnos y volver a un nivel saludable de inventario", añadió.