Intel, el mayor fabricante de chips del mundo, elevó su dividendo por segunda vez en casi seis meses, tras el aumento del gasto corporativo en tecnología que aumentó las ganancias.


El pago trimestral sube un 16% a 21 centavos de dólar por acción, como Intel comunicó hoy. Ya el 12 de diciembre lo elevó a 18 centavos.

“Es una gran señal”, dijo Ambrish Srivastava, analista de BMO Capital Markets. “Esto demuestra su confianza en el modelo de negocio y su capacidad para generar efectivo. Además es un movimiento favorable para las inversiones”, sentenció este experto.

El mes pasado, la previsión de ventas de Intel para el segundo trimestre puede superar las estimaciones de los analistas si se beneficia de la creciente demanda de equipos informáticos a través de Internet, tal y como apunta Danielle Kuceradesde Bloomberg.

A pesar de que los ordenadores personales están bajo la presión de las tablets y los dispositivos móviles, el 80% de cuota de mercado de microprocesadores de Intel aumenta cuando las empresas actualizan sus servidores y las flotas de PC.

“El crecimiento actual y el previsto para Intel está generando un fuerte flujo de efectivo, lo que nos permite aumentar aún más nuestro dividendo”, explicó hoy el presidente ejecutivo Paul Otellini.

El último trimestre, Intel utilizó 4 billones de dólares, de los 10,2 billones que disponía para su plan, para recomprar 189 millones de acciones.

La acción ha ganado un 9,5% este año. Hoy en Wall Street a las 18.00 hora española, la cotización sube un 1,50% hasta 23,38 dólares.