El grupo financiero holandés ING va a efectuar una emisión de bonos respaldados por hipotecas con vencimiento a diez años por un importe total de 1.250 millones de euros. Un portavoz de la entidad, Raymond Vermeulen, indicó  que la rentabilidad se ha fijado en el 4,75% (resultado de añadir 125 puntos básicos al "swap" medio).
El portavoz de la entidad, Raymond Vermeulen,  explicó que la operación está en línea con la estrategia de ING de dotarse de una estructura de financiación mixta, con emisiones a corto y largo plazo.

En el caso de esta emisión a diez años, explicó que se ha decidido vincular los bonos a hipotecas, dado que estos activos tienen generalmente un periodo largo de maduración.