La compañía financiera holandesa ING Group emitirá nuevas acciones a 4,24 euros cada una para recaudar 7.500 millones de euros con el objetivo de devolver parte de la ayuda estatal que recibió el año pasado.