El sector de las textiles está siendo una de las víctimas en bolsa desde mediados del año pasado. Acosadas por una mayor competencia con los grandes actores del comercio electrónico, un fuerte descenso de los márgenes y los problemas con el stock derivado de los caprichos de la climatología, las empresas de la industria no son capaces de arreglarse el traje bursátil. Entre Inditex y H&M, ¿a cuál de ellas se le está deshilachando el traje?

Los inversores en compañías de la industria textil no están de moda. Ni tan siquiera los ahorradores que han apostado por Inditex, que durante muchos años ha sido considerada un modelo a seguir por el sector. Sólo desde el 1 de enero, la empresa gallega se deja un 15% en bolsa, algo menos que su rival sueca, H&M, que cede un 18% en ese tiempo.

 

Inditex y H&M

 

Son muchos los factores que están pesando sobre su cotización. Lo avisaba Inditex hace unas semanas, sus resultados no estarían en línea con las estimaciones que se habían hecho hasta finales de enero. La fortaleza del euro está atacando fuertemente al balance de una compañía que recibe más del 50% de sus ingresos en divisas no comunitarias. Pero no es solo eso; la competencia de los gigantes del comercio electrónico, como Zalando, Asos o la propia Amazon están haciendo que los márgenes de las empresas del sector no dejen de caer.  Ahora las compañías tienen que hacer esfuerzos como el de garantizar los gastos de transporte o las devoluciones y todo eso tiene un impacto económico. Hasta ahora, sólo Inditex se había librado de este lastre, aunque parece que en los últimos meses comienza a sufrir también estos efectos de la competencia.

Los inversores han asistido a la bancarrota de multitud de franquicias estadounidenses y ahora los dos grandes monstruos europeos del sector, H&M e Inditex también están teniendo problemas. Sobre todo la sueca que ya ha anunciado el cierre de algunas de sus tiendas físicas para centrarse más en su unidad online (Afound). La empresa, de hecho, ha cumplido ya cinco años de márgenes a la baja. Y eso se ha notado en su cotización.

Mientras que Inditex sube un 15% en los últimos cinco ejercicio, su rival cae un 40%. En el último año, cuando las dos han caído, la nórdica lo ha hecho mucho más, un 44%, frente al 22% de la firma gallega.

 

Inditex y H&M

 

Es más, desde que Inditex salió a bolsa en mayo de 2011, sus títulos se revalorizan un 576%. En ese tiempo H&M apenas sube un 51%.

Quizá por eso Inditex sigue siendo una de las favoritas de los analistas del sector. El consenso de Reuters apuesta por comprar sus acciones con un precio de casi 33 euros por título, lo que le daría un potencial de un 35%.

Por el contrario, H&M tiene una recomendación media de venta con un precio objetivo de 134 coronas suecas, inferior a su cotización actual.