Inditex es un ejemplo de constancia. La compañía textil está consiguiendo que la crisis pase sin apenas 'pasarse por sus tiendas'. Hoy la empresa que preside Amancio Ortega ha publicado unas ganancias de 831 millones de euros, resultados bastante mejores de lo esperado y que los analistas han aceptado con buenas perspectivas.
Inditex siempre es la última en publicar resultados, aunque no por ello sus cuentas dejan que desear. La compañía textil ha anunciado unas ganancias de 831 millones de euros en los 9 primeros meses del año, un 1,4% menos que en el mismo período de 2008, aunque han sido mejores de lo esperado. De hecho, Las ventas del grupo gallego se situaron en 7.759 millones de euros, con un incremento contable del 6% y del 8% una vez eliminado el efecto divisa. Según expertos como Marián Fernández, responsable de estrategia de Inversis Banco, “la táctica de Inditex es su expansión internacional con un plataforma de ventas muy diversificada”.

También cabe destacar que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 1.555 millones de euros, un 1% superior con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 1.089 millones, un 4% menos. Ignacio Cantos, director de inversiones de Atlas Capital, reconoce haber tenido dudas sobre la temporada de otoño para las tiendas de Amancio Ortega, pero reconoce que “finalmente le ha ido muy bien”. Además, el experto añade que “hay que hacer una mención especial a que Inditex ha demostrado una gran resistencia en uno de los trimestres más complicados”.

A nivel técnico, Jorge del Canto, analista independiente, asegura que “el valor sigue un movimiento alcista muy ordenado desde abril”. El experto sitúa los títulos de la compañía textil “entre los 41,18 y los 43,30 euros”, y considera que “debemos esperar a que supere esa resistencia porque se podría situar en el objetivo de 52 euros aproximadamente”.