Inditex registró un beneficio neto de 1.655 millones de euros durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero al 31 de octubre), lo que supone un aumento del 27% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas de Inditex alcanzaron los 11.362 millones de euros, con un crecimiento del 17% y del 15% a tipos de cambio constantes. El margen bruto creció un 19%, hasta 6.875 millones, y representó el 60,5% de las ventas.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 2.778 millones de euros, lo que supone un aumento del 25% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 2.185 millones, un 30% más.

Los gastos operativos se mantuvieron bajo "estricto control" durante el periodo, para finalizar con un crecimiento del 15%, principalmente como resultado de la nueva superficie comercial abierta. Al mismo tiempo, se incluyen todos los gastos de lanzamiento de nuevas tiendas.

En los nueve primeros meses del ejercicio Inditex abrió 360 tiendas en 54 países, lo que sitúa la cifra global de establecimientos a 31 de octubre en 5.887, distribuidos en 86 mercados.