El grupo textil Inditex podría anunciar el próximo 25 de marzo la contracción de su beneficio neto anual, desde que salió a Bolsa en 2001, por la desaceleración de las ventas debido a la crisis global, según un estudio realizado por Bernstein Research. Los analistas esperan que la recesión provoque también por primera vez desde 2003 un descenso en las ventas en superficie comparable del último trimestre, sobre todo en el mercado doméstico. Este es un ratio que se utiliza mucho en este sector y que no tiene en cuenta la apertura de nuevas tiendas.