La cadena juguetera Imaginarium cerró su ejercicio 2010 (entre el 1 de febrero de 2010 y el 31 de enero de 2011) con un beneficio de 229.000 euros.

Esta cifra supone un descenso del 81% del beneficio conseguido el año anterior.

Imaginarium obtuvo un beneficio neto de 91,8 millones de euros, un 5% superior a la del ejercicio precedente, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) descendió un 1%, hasta nueve millones de euros, según los datos remitidos por el grupo al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Estos resultados suponen una desviación respecto al beneficio de tres millones de euros y la facturación de 96,3 millones proyectados por la compañía para el ejercicio con motivo de su incorporación al MAB a finales de 2009.

La presentación de estas cuentas ha penalizado al valor que hoy cede un 2,27% hasta los 1,72 euros en el MAB.