Los mercados se encuentran encerrados en una espiral bajista difícil de esquivar. Si nuestro selectivo está llamado a marcar mínimos la próxima semana, Europa no será menos y hay quien aún ve en Estados Unidos el único salvador capaz de sostener a las bolsas. Todo depende de Wall Street, de si finalmente busca una nueva pata bajista que llevaría al viejo continente a visitar mínimos estivales. Y es que quizás, aún lo sorprendente, con la que está cayendo es ver las cotizaciones respirar en verde de cuando en cuando.

Las incógnitas se van resolviendo. El mercado quería fuera a Papandreu y lo ha conseguido: Lucas Papademus sube al trono heleno con el objetivo de salvar a Grecia de la ruina. Hace un par de días instó a Silvio Berlusconi a dejar paso a un gobierno más competente. Corría el mismo momento en que la prima de riesgo superaba la 'zona de rescate' de los 450 puntos básicos. Y, entonces, ¿ahora qué? Parece que todo es poco para consolar la angustia que produce en Europa vivir siempre al límite. Nuestro principales índices verán sus horas bajas las próximas semanas y tan sólo la bolsa neoyorquina puede venir al rescate.


Ibex 35. Todo apunta al 7.500
Obviamente nadie funciona como independiente y nuestro selectivo no podía ser menos. Del comportamiento de la Bolsa de Frankfurt y de la superación de los 8.600 enteros dependen, en gran medida, sus próximas visitas a ciertos niveles,. 'El Ibex 35 está desarrollando una fase de segundo impulso bajista con un primer objetivo en los 7.900 puntos. La confirmación del escenario (bajista) del Dax podría arrastrar al selectivo español a los mínimos anuales de 7.500 puntos', asegura Alejandro Martín, subdirector para España de Hanseatic Brokerhouse. Y la cosa no queda ahí pues, según el analista, si pierde dicho nivel, nuestro selectivo podría caer a hasta los 7.000/6.700 puntos.

GRÁFICO IBEX 35
(FUENTE: HANSEATIC BROKERHOUSE)


El director de Apta Negocios, Roberto Moro
, se mueve en niveles más actuales para determinar dónde podría acabar el selectivo nacional:la pérdida de los 8.300 enteros, lo mandaría de cabeza a esos ya nombrados 7.500 enteros, el que, asegura, es 'el escenario más probable'.

Y es que, frente a Europa, el Ibex 35 tiene su propia debilidad interna, sostiene Gerardo Ortega, analista financiero y colaborador de CMC Markets. "La realidad es que presenta otro nivel de soporte decreciente. Este soporte se encuentra entre los 8.200-8.100 puntos, banda de precios donde se encuentra localizado un amplio gap alcista, un ajuste del 61-66% del tramo alcista previo y una teórica tercera tangencia con su directriz alcista".

Por el momento, nuestro selectivo aguanta estoicamente los 8.300 enteros a la espera de nuevo susto o trato en la Europa de los 27, al menos, hasta ahora.


GRÁFICO IBEX 35
(FUENTE: GERARDO ORTEGA)



Dax, bajista y con parada en los 5.700
'Es un clásico del análisis técnico', asegura Ortega en relación a la figura desplegada por el principal indicador de la bolsa germana. 'El precio se encuentra muy cerca de lo que sería su línea clavicular y lo que pide en estos momentos es una ruptura de la misma. Es tan evidente la figura que si no se rompe y ya, el efecto sería justamente el contrario y escarpado.'

Tras la subida del jueves después de dos jornadas negras para la renta variable de medio mundo, el Dax Xetra se sitúa por encima de los 5.800 puntos, transietando por 'el 50% de toda la subida desde los mínimos en 5.130'. De ahí que, según Roberto Moro, 'la zona de importante soporte son los 5.750. Por debajo de este nivel, implicaría que vaya a buscar los 5.600 y, posteriormente, lo 5.100.'

Lo cierto es que el comportamiento del índice germano en el último mes mejora -y con mucho- lo ocurrido sobre el parqué madrileño. Mientras que la Bolsa de Frankfurt ha recortado algo más de un 2,10%, nuestro selectivo se ha dejado por el camino 715 puntos, por encima del 7% de pérdidas en tan sólo los últimos 30 días.

Alejandro Martín apunta a que el selectivo germano podría estar formando un 'hombro-cabeza-hombro con unas fuertes implicaciones bajistas. Dicha figura solamente se confirmaría viendo una perforación de los 5.700 puntos y podría provocar un potencial de caída de 700 puntos.' Por el contrario, si se supera esta directriz a la baja, el Dax 'podría ir a buscar los 6.100/6.400 enteros'.

GRÁFICO DAX, FIGURA HOMBRO-CABEZA-HOMBRO (FUENTE: HANSEATIC BROKERHOUSE)



Pendientes de Wall Street
Que sea el mercado americano el que decida en estos casos no sorprende a nadie. Es, por tradición, el encargado de levantar a Europa cuando ésta renquea y ahora parece que el viejo continente lo hace, y quizás con demasiada frencuencia. 'Quiero pensar que si Europa no es capaz de respetar sus soportes clave, los norteamericanos acabarán finalmente sucumbiendo, más temprano que tarde, sin olvidar que USA no ha corregido nada de la tendencia alcista nacida en marzo de 2009', afirma Ortega desde su blog para Estrategias de Inversión, Fractal.

GRÁFICO DOW JONES, NASDAQ 100, NASDAQ COMPOSITE
(FUENTE: GERARDO ORTEGA)

En la misma línea de dependencia casi norteamericana, Moro sostiene que al S&P 500 le queda aún 'una pata bajista. Después de alcanzar máximos en 1.290, si desde aquí va a buscar zonas de proporcionalidad en la corrección, podría ir a los 1.180 ó 1.160. Si sucede esto, los índices europeos visitarán los mínimos de agosto.'

El resto de soportes de los índices estadounidenses hay que buscarlos en los 11.630 puntos para el Dow Jones y los 2.274 enteros en caso de hablar del tecnológico Nasdaq 100, tal y como apunta Ortega.

Aún con todo analizado, toca esperar no ya a fin de mes, sino a final de esta semana porque no sería la primera semana de vértigo que da al traste con los pronósticos de los más ávidos. Por el momento, la cosa está controlada: Italia ha marcado sus pasos hasta la salida de Berlusconi, Grecia ha colocado a un economista al frente de su gobierno y los últimos datos de Estados Unidos apuntan a bordear más bien una recesión para 2012 de la que a todas luces Europa no escapará. No nieguen que con lo que tenemos en casa, la cosa no podría ser más entretenida.