El mercado español abre con un importante hueco bajista arrastrado, una sesión más, por la incertidumbre en el sistema financiero, después de que el BCE haya rechazado el plan que el gobierno contemplaba para financiar Bankia con deuda pública y después de que el gobernador del Banco de España anunciara ayer su salida adelantada de la institución. El Ibex 35 cede un 1,67% hasta los 6.163 puntos. Mientras, la prima de riesgo escala hasta los 516 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años sube al 6,51%


El selectivo español se desangra una vez más por culpa de la banca. La credibilidad española recibe un duro revés después de que el BCE haya rechazado el plan de capitalización de Bankia mediante deuda pública que el gobierno español ha propuesto. Mientras, la UE se plantea obligar a rescatar a los bancos en problemas de otros socios. Sin solución aún al problema de Bankia, la entidad se desploma un 14,93% más hasta los 0,96 euros, perdiendo así el nivel del euro al que ayer cerraba.

Otras financieras seriamente vapuleadas hoy son Popular (2,84%), Sabadell (2,31%), Bankinter (2,34%), Santander (2,02%), BBVA (1,98%). Sólo CaixaBank se salva de la quema, con una subida del 0,39% a contra corriente de la tendencia generalizada del Ibex 35.

Sólo un valor más se coloca en positivo, Gas Natural, que sube un 1,71%.

Pero no sólo los bancos son pasto de las ventas. Sacyr se descalabra otro 7,37%, borrando las abultadas ganancias registradas en semanas pasadas.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 1,18%, Iberdrola un 0,60% y Repsol, que ayer anunció la rebaja de su dividendo, pierde un 0,55%.

En el Mercado Continuo…
Solaria
vuelve a cotizar con un desplome del 17,57% en los 0,30 euros después de que la CNMV haya levantado la suspensión de cotización. Ayer la compañía reconocía que durante el ejercicio 2011 registró unas pérdidas de 96,3 millones de euros, más del doble de los 40,9 millones anteriormente comunicados.

Al otro lado, Urbas sube un 7,69% hasta los 0,01 euros.