El Ibex-35 cerró el viernes en los máximos niveles de hace más de 6 años apoyada en Metrovacesa , objeto de una contraopa por parte de su presidente, en un contexto generalizado de alzas incrementadas en el tramo final de la sesión tras suavizarse los temores a una agresiva subida de tipos en EEUU.
Metrovacesa acabó con un repunte del 2,41% a 76,45 euros después de que su presidente, Joaquín Rivero, entrara el viernes en la lucha por el control de la inmobiliaria al presentar, junto con la familia Soler, propietarios del Valencia C.F., una OPA sobre el 26% de la inmobiliaria a un precio de 80 euros por acción. La OPA, con un valor de mercado de más de 2.100 millones de euros, compite con la presentada el pasado 1 de marzo por el principal accionista de la inmobiliaria, el promotor catalán Roman Sanahuja, a través de Cresa Patrimonial, sobre el 20 por ciento del capital de la inmobiliaria a 78,1 euros por acción. Asimismo, Iberdrola se vio beneficiada por la buena acogida que están teniendo en el mercado sus activos de energías renovables y sumó un 2,42% a 27,04 euros.