Iberia lideró hoy las subidas en el Ibex 35 con un avance del 3,01%, hasta los 4,11 euros por acción, ante la posibilidad de que se origine una guerra de precios por la española y reciba una oferta superior a los cuatro euros.
Los títulos de la aerolínea cotizaron entre los 4,11 euros del precio más alto y los 4 euros del más bajo, tras intercambiarse en el mercado un total de 18 millones de títulos, valorados en 73,51 millones de euros. Según los analistas consultados por Europa Press, el accionariado de Iberia está buscando un posible comprador y el mercado interpreta que la oferta de Texas Pacific Group a 3,6 euros la acción, que está estudiando, "es el precio mínimo" y se baraja la posibilidad de que "otras compañías estén interesadas en presentar ofertas". La posibilidad de que una de estas compañías sea Lufthansa es bastante probable para los analistas ya que la acción de Iberia sigue subiendo, a pesar de las continuas afirmaciones del presidente de la alemana, quien considera "demasiado caro" el valor de Iberia. "Parece que el mercado está echando un pulso a los posibles candidatos para que paguen el valor si quieren hacerse con la compañía", señaló a Europa Press un analista de Atlas Capital. En este contexto, subrayó que no se descarta que se presente por Iberia una oferta "mixta", compuesta por una empresa y un fondo de inversión, ya que a su juicio los fondos de capital riesgo no querrían hacerse cargo de la gestión de la aerolínea. Por otro lado, el presidente de Iberia y su homólogo en Lufthansa, coincidieron hoy en afirmar que no existen negociaciones oficiales para una posible adquisición, a pesar de la información aparecida este fin de semana en una revista alemana, en la que se apuntaba a que ésta podría estar preparando una oferta que podría dar sus frutos este mismo mes. Asimismo, Conte abrió el espectro de "compatibilidades" con otras aerolíneas al considerar que Iberia "bien se podría adaptar a todas las grandes aerolíneas de Europa", y subrayó que su valor de mercado "no está sobrevalorado". Estas declaraciones llegan después de que el presidente de Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber, haya considerado en sendas ocasiones que Iberia está cara y que el valor de sus títulos no se corresponde con sus resultados. "Esos precios especulativos no son financiables", sentenció hoy Mayrhuber. Iberia espera por el momento que haya más informaciones sobre la oferta por parte del fondo de capital riesgo estadounidense Texas Pacific Group (TPG). Con respecto a si la adquisición de Iberia tendrá lugar por parte de otra sociedad o de un inversor financiero, Conte señaló que serán los accionistas quienes tendrán que decidir al respecto, "y no sólo la empresa".