Iberdrola Renovables pone en marcha los parques eólicos Radona I y Radona II, ubicados en Soria, cuya potencia conjunta alcanzará los 56 megavatios (MW). Según se indica en una nota de prensa, dichas instalaciones han sido impulsadas por Iberdrola Renovables Castilla y León, y han requerido una inversión de 69,4 millones de euros. Ambos parques, construidos en 19 meses, serán capaces de producir la energía eléctrica equivalente al consumo anual de cerca de 26.135 hogares. Esta iniciativa aumenta el compromiso que Iberdrola adquirió con la región para convertirla en referente en el desarrollo de las energías limpias.