Iberdrola ha obtenido un beneficio neto de 1.101,4 millones de euros en los seis primeros meses del año, cifra que representa un incremento del 34,7 por ciento frente al mismo periodo de 2006. Y lo ha hecho gracias a la integración de Soctish Power. El resultado bruto de explotación (EBITDA) ha aumentado un 25,4 por ciento, hasta alcanzar los 2.403,3 millones de euros, mientras que la cifra de ventas ha mejorado un 22,2 por ciento.
La recién adquirida Scottish Power, que consolida en los resultados de la eléctrica desde el pasado 23 de abril, aporta un 13,6 por ciento al beneficio neto (150,2 millones), un 16,4 por ciento al EBITDA (394,8 millones) y un 19,1 a la cifra de ingresos (1.283,5 millones). Esta adquisición ha permitido que la producción neta de Iberdrola haya crecido un 25,2 por ciento en el periodo, hasta los 54.692 gigavatios a la hora (GWh), ya que la generación en España ha descendido un 0,2 por ciento (32.620 GWh) debido al moderado crecimiento de la demanda. La producción aportada por Scottish Power ha sido de 6.125 GWh en el Reino Unido y de 1.588 GWh en EE.UU. Mientras, la generación de las centrales de la eléctrica en Latinoamérica aumentó un 30,3 por ciento, hasta superar los 14.350 GWh. Como consecuencia de la compra del grupo escocés, la deuda financiera neta ajustada de Iberdrola ha pasado de 13.119 a 23.148 millones de euros, aunque el apalancamiento financiero (relación entre deuda neta y fondos propios, incluida la insuficiencia tarifaria) se mantiene en el 48,6%. La eléctrica anunció el pasado mes de junio la adquisición de la estadounidense Energy East en una operación valorada en 3.400 millones (más otros 3.000 millones de asunción de deuda), cuyo cierre está previsto para el segundo semestre de 2008. Distintos márgenes Por áreas, el beneficio bruto de explotación del negocio energético liberalizado en España ha pasado de 979,7 del primer semestre de 2006 a 668,6 millones de euros, y la cifra de ingresos ha descendido el 35,7 por ciento, hasta los 2.359 millones. Esta caída se debe al descenso del precio de la electricidad en el mercado mayorista (36%) y del volumen vendido en él (3%). El EBITDA del negocio de renovables (sin tener en cuenta Scottish Power) ha caido el 14,5 por ciento, hasta los 259,9 millones de euros. Por el contrario, en negocio regulado (distribución) el EBITDA ha aumentado el 266 por ciento y ha alcanzado los 326,1 millones. Sudamérica La cifra de ingresos del área Internacional (básicamente Latinoamérica) ha crecido el 20,5 por ciento y ha superado los 1.360 millones, mientras que el EBITDA alcanzado por la eléctrica ha sido de 415 millones,un 24,8 por ciento más. Los ciclos combinados de México, donde Iberdrola es la primera eléctrica privada, y Guatemala funcionaron a pleno rendimiento, lo que se ha traducido en un incremento de la producción en la zona del 35,1 por ciento. En Sudamérica, el aumento de la demanda y la mayor aportación de los negocios de distribución se ha traducido en un incremento del EBITDA del área del 17,1 por ciento. Otras actividades La cifra ingresos de los negocios de Ingeniería y no energéticos ha credido el 41,8 por ciento, hasta los 1.065 millones, en un semestre en el que destaca la contribución del área inmobiliaria. Iberdrola Inmobiliaria ha logrado un beneficio neto de 68,1 millones, un 16 por ciento más, y un EBITDA de 117,6 millones, un 148,6 por ciento más elevado que el del primer semestre del año pasado. Las ventas a terceros de Ingeniería y Construcción ha aportado 400 millones a la cifra de ingresos.