La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán ha puesto en servicio 22 nuevas subestaciones eléctricas, ha incrementado la potencia de otras 78 instalaciones, ha construido cerca de 3.000 kilómetros de líneas de baja, media y alta tensión y alrededor de 3.200 centros de transformación.