Iberdrola gastó durante 2008 un total de 13 millones de euros en reducir el impacto de la compañía en la biodiversidad de las zonas en las que opera, según figura en el Informe de Biodiversidad, presentado hoy con motivo de la celebración mañana del Día Internacional de la Biodiversidad. Actualmente, la empresa dispone de 6.584 kilómetros de líneas de muy alta tensión en España, de los que un 17,7% se encuentran en áreas protegidas (1.166 kilómetros), y 99.291 kilómetros de líneas de media y alta tensión, un 18,36% en áreas protegidas (18.271 kilómetros). Así, la extensión global de líneas en áreas protegidas es de 19.887 Kilómetros.