Iberdrola ha adquirido la compañía distribuidora brasileña Elektro por 2.400 millones de dólares (1.618 millones de euros), apostando por seguir creciendo en Brasil, uno de los países clave dentro de su estrategia de expansión.


La compra de Elektro se realizará en efectivo, lo que supone, según Iberdrola, una nueva muestra de su fortaleza financiera y su disposición de liquidez. Además, será positiva para el beneficio por acción desde el primer año.

Iberdrola, que ya contaba en Brasil con el 39% del holding Neoenergiaiii, se convierte en una de las mayores compañías eléctricas del país.