IAG ha estimado un beneficio operativo de 1.500 millones de euros y un gasto en inversiones de hasta 1.600 millones de euros para 2015, el quinto año tras la fusión de Iberia y British Airways.

IAG espera alcanzar este objetivo en el beneficio de las operaciones gracias a un aumento del 12,5% en la previsión de las "sinergias anuales" para 2015, que han pasado a suponer 450 millones de euros frente a los 400 millones previstos en un principio.

Adicionalmente, ha mantenido las previsiones para las mejoras estructurales de los beneficios de 400 millones de euros y el crecimiento orgánico de 150 millones de euros.

Asimismo, dentro de su programa de inversiones, IAG ha dado a conocer que para el cierre de este año habrá dedicado 1.100 millones de euros a inversión, mientras que para los años próximos prevé invertir alrededor de 1.600 millones en 2012, 2.000 millones en 2013 y 1.350 millones en 2014.