IAG lidera los descensos del Ibex 35, al caer más de un 3%, después de las previsiones negativas de EasyJet para los próximos meses, que han contagiado a todo el sector de aerolíneas europeos.

Así, El 'holding' que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling, Aer Lingus y la marca LEVEL pierde un 3,34% después de queEasyjethaya adelantado un descenso de los ingresos por asiento en los próximos meses. Por el contario la aerolínea británica ha aumentado los ingresos  correspondientes a su tercer trimestre fiscal un 16%, hasta los 1.566 millones

Con todo, INTL. CONS. AIRes la aerolínea europea con menores pérdidas, ya que Ryanair se deja más de un 4%, Air France KLM, más de un 5% y Lufthansa y la propia EasyJEt, más de un 6%.

Los descensos de IAG se producen en un día en el que la compañía ha continuado con su programa de recomrpa de acciones, al adquirir otros 318.692 títulos propios en las Bolsas de Madrid y Londres por un importe de 2,22 millones de euros, en el marco de su programa de recompra de acciones, según ha informado el grupo aéreo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

IAG lanzó el 6 de marzo su nuevo plan de recompra de acciones por un importe máximo de 500 millones de euros, para adquirir un máximo de 190 millones de acciones, representativas del 8,9% del capital social.

Hasta ahora, ha comprado más de 35,6 millones de acciones propias ordinarias, con un desembolso superior a los 188,8 millones de euros.

Los indicadores Premium de Estrategias de Inversión dan una puntuación de 8 a IAG, con una tendencia alcista tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente.

 

 

IAG presentará sus resultados el próximo 28 de julio. Y en sus previsiones previas a esa información,  Renta 4 espera que los ingresos del holding se estabilicen  tras cinco trimestres consecutivos de caídas, con niveles de crecimiento de la capacidad y demanda que se van moderando, presión en precios remitiendo y con una depreciación de la libra frente al dólar todavía elevada.

Según la firma, el descenso de la factura de combustible, impacto positivo de la libra en costes y la política de contención de gastos deberían permitir a IAG conseguir un crecimiento elevado del EBIT antes de extraordinarios, principal magnitud del grupo.

Con los datos de tráfico, ya conocidos; con un crecimiento de la oferta del 3,2% y demanda del 2,7% en comparación con el segundo trimestre de 2016, Renta 4  espera ingresos pasaje de 5.081 millones de euros (en línea con los del segundo trimestre del año anterior).

Según Renta 4 el total de ingresos de IAG alcanzaría los 5.734  millones en el segundo trimestre (un 0,5% más), en tanto que el  EBIT antes extraordinarios será de 710 millones (un 28% más), teniendo en cuenta gastos operativos de 5.025 millones (un 2,5% menos), apoyado por la caída en combustible (-7%) y la depreciación de la libra (-9%).

 

 

Renta 4 descuenta un EBIT antes extraordinarios (principal magnitud) en 2017 de 2.608 millones de euros (un 3% más que en el año anterior), muy por debajo de la previsión del consenso (de 2.887 millones, un14%) por lo que seguramente revisará al alza sus previsiones.

Así el precio objetivo y la recomendación de Renta 4 sobre IAG, en revisión, es de 5,5 euros con el consejo de infraponderar.

El analista independiente Antonio Espín señala que la caída con fuerza de IAG se justifica al prever Easyjet un descenso de los ingresos por asiento.

Además, considera que, apesar del programa de recompra de títulos, el holding lleva una semana muy débil. Independientemente de consideraciones fundamentales, el valor ha carecido de presión compradora suficiente para poder atacar de nuevo la zona de los 7,30 y pierde soportes menores.

 

 

Espín resalta que hay que tener presente que, desde un punto de vista general, el gráfico da una imagen confusa. Después de la caída finalizada a mediados del año pasado y de un comportamiento bastante brillante muestra máximos decrecientes y caídas rápidas que obligan a tener cautela.

En la zona  de los 6,60 podría salir dinero soportando los precios. Según el analista, parece poco probable que a corto plazo vayan a producirse alzas sostenidas y es de esperar que el tramo al alza iniciado a mediados del año pasado hasta mayo experimente un descanso.