El fabricante surcoreano de automóviles obtuvo un beneficio neto de 2,01 billones de wons (1.145 millones de euros al cambio actual) en los nueve primeros meses del año, lo que supone un fuerte aumento del 67,4% en comparación con el mismo período de 2008, anunció hoy la compañía, que superó las previsiones de los analistas. Este fuerte aumento de las ganancias de Hyundai se explica por el crecimiento de las ventas derivado de las ayudas a la compra que puso en marcha el Gobierno surcoreano. Además, los resultados de 2008 sufrieron un impacto extraordinario como consecuencia de una huelga.