El segundo mayor fabricante mundial de cemento y materiales de construcción redujo su beneficio neto hasta los 1.270 millones de euros a cierre de 2010.

Holcim ganó un 17,2% menos el año pasado en términos de beneficio neto; aunque la contracción aumenta aún más si se refiere al beneficio neto atribuido, cayó un 19,6%, hasta los 923 millones de euros.

La empresa suiza atribuye este descenso a la situación por la que atraviesa el sector de la construcción, especialmente castigado en Estados Unidos y Europa.