El Parlamento holandés ha aprobado su contribución de 4.700 millones de euros al paquete de ayudas a Grecia de 110.000 millones de euros pactado entre la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una amplia mayoría parlamentaria, formada por cristianodemócratas, laboristas, unionistas cristianos y los verdes, rechazaron una moción para bloquear las ayudas al país heleno durante los tres próximos años. Así, el Parlamento aprobó la moción para que el Gobierno inicie conversaciones con las entidades financieras del país al objeto de que contribuyan al plan mediante la compra de títulos de deuda griega.