El grupo constructor aleman se ha adjudicado un proyecto ferroviario en Australia por valor de 265 millones.
Se trata de una ampliación de una línea ferroviaria que tendrá que desarrollar la constructora alemana controlada en un 36,5% por la española ACS. A este proyecto se le suma un contrato de conservación y mantenimiento de carreteras que la compañía ha logrado recientemente también en Australia, por 103 millones de euros.