Hochtief, grupo constructor alemán controlado por ACS, se ha adjudicado en consorcio un contrato de obras de ampliación del metro de Praga valorado en un total de 500 millones de euros. El proyecto consiste en la extensión en 6,2 kilómetros de la línea de metro que conecta con el aeropuerto de la ciudad. Está previsto que las obras arranquen en unas semanas y concluyan en el horizonte de 2014.