El grupo holandés Heineken obtuvo en el primer trimestre de 2011 un beneficio neto de 151 millones de euros.


Por lo tanto, un 30,7% menos en comparación con los 218 millones de euros que ganó en el primer trimestre del año anterior, tal y como ha informado la compañía cervecera en un comunicado.

Sin embargo, los ingresos del productor de cervezas se incrementaron un 22,3% más en los tres primeros meses del año que en el mismo período de año anterior, hasta lograr los 3.591 millones de euros. Además, registró un aumento en el volumen de venta de cerveza del 34,2% hasta 45,9 millones de hectolitros.

Este incremento del volumen de venta en países como Reino Unido, Francia y Países Bajos no fue igual en España, donde descendió, al igual que en Irlanda, Italia y Portugal, “ya que estos mercados siguen viéndose afectados negativamente por sus difíciles condiciones económicas”, apuntaron desde la compañía. El fabricante de cervezas como Heineken, Amstel o Cruzcampo confía en que en 2011 continúe la evolución positiva en el volumen de sus ventas en África, América Latina y Asia.

La cotización de Heineken cayó hoy un 0,08% hasta 35,5 euros el precio de su acción.