El fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson ha abierto en Barcelona un concesionario de 2.000 metros cuadrados, de los que la mitad son de tienda y para la exposición de modelos, según informó hoy la marca en un comunicado. Además de desarrollar actividades de comercialización y reparación, el nuevo espacio pretende convertirse en un lugar de disfrute para seguidores de la marca y del motociclismo. En este sentido, la oferta de servicios se completará en octubre con la apertura de un bar-restaurante temático sobre el motociclismo, dirigido por el poseedor de una estrella Michelin Carlos Abellán.