Banco Guipuzcoano obtuvo un beneficio neto de 29,09 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 5,9% sobre el mismo periodo de 2007, mientras el margen de intermediación creció un 4,3% a 83,77 millones. La inversión crediticia subió un 5% a 8.057 millones de euros. El banco reconoce que 'se acusa ya una notable desaceleración en el ritmo de crecimiento tanto en préstamos hipotecarios y cartera comercial, como en el conjunto de la inversión crediticia'.