El grupo Almesa-Procalsa, dedicado a la distribución de productos industriales y perteneciente a Tubos Reunidos, ha cerrado un acuerdo con los sindicatos para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo por el que suprimirá un total de 106 puestos de trabajo, 34 menos de lo previsto y un tercio de su plantilla, según han informado fuentes sindicales.