El volumen de negocio de Grifols aumentó un 15% en el periodo, hasta 689,6 millones de euros, favorecido por las ventas de su división de biociencia, especializada en hemoderivados, y de diagnóstico, dijo la compañía.

El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones o Ebitda de Grifols se incrementó un 19% a 206,9 millones de euros.