Grecia lanzará "a corto plazo" una emisión de bonos, la primera del año, por un importe de al menos 3.000 millones de euros, ampliable si lo permite la demanda, según ha confirmado el máximo responsable de la agencia de deuda pública del país, objeto de una oleada de rebajas de ráting crediticio en los últimos meses.